"Los angeles del infrmaundo: La historia de Fergie"

Ir abajo

"Los angeles del infrmaundo: La historia de Fergie"

Mensaje  Hermione Granger el Mar Oct 27, 2009 4:37 am

Me encontraba en mi cama repasando mi vida, como si viera una obra:

Fergie se hallaba recostada en su cama, escribiendo en su diario, Fergie no era una adolescente normal, ella era alta, de piel albina y cabello café oscuro, largo y ondulado, la mayoría del tiempo lo lleva suelto, cayendo por su espalda hasta la cintura, y un mechón largo cubría su ojo derecho.

Con 14 años de edad, ella era muy infeliz, aunque también había días buenos. Lo que la hacia mas infeliz en el mundo, era guardar secretos y era lo único que hacia desde que sus padres murieron. Todos recordaban a la pequeña Fergie: alegre, sonriente y amable, siempre mostraba una enorme sonrisa.

Pero todo cambio cuando a sus 8 años los ángeles trataron de llevársela, sus padres murieron intentando protegerla, la enviaron a una pequeña isla al este de Groelandia.

Fergie comenzó a recordar imágenes de su infancia, su padre la empujaba en un columpio y su madre se inclinaba a darle un beso cada vez que se hallaba en el aire.

De repente volví a la realidad, yo era Fergie, yo no tenía padres y yo guardaba un secreto que me comía viva, yo era aquella niña que algún día fue feliz, pero ahora no quedaba rastro de esa felicidad.

Súbitamente lance mi diario por los aires hasta que choco con la pared. Mis ojos comenzaron a derramar lágrimas sin control y comencé a sollozar, ahora cargaba sola con ese secreto que desgarraba mi alma.

Sin estar completamente segura de mis actos, me levante y comencé a guardar mi ropa. Unos minutos después tenia toda mi ropa en una sola maleta, corrí a la que antes había sido la habitación de mis padres y fui directo a la caja fuerte, pulse la contraseña y saque tres gruesos fajos de billetes, una millonésima parte de toda la fortuna de mi difunta familia, todo ahora a mi nombre: Fergie Van Gale Watson.

Salí de la habitación y tome mi maleta, corrí escaleras abajo y tome las llaves de uno de mis autos: el Lamborgini negro.

Abrí la puerta de un tirón y entre de un salto, encendí el motor y apreté a fondo el acelerador.

10 minutos después llegue al aeropuerto, vi a uno de los encargados y le pedí que llevara mi coche a Inglaterra. No tardarían más que un día así que decidí ir por mi cuenta. Saque un cambio de ropa de mi maleta y los fajos de billetes y los metí en una bolsa cruzada, le di un billete al chico, colgué la bolsa sobre mi pecho y salí corriendo.

Después de 3 horas corriendo llegue a una montaña cubierta de nieve, una vez que me asegure que no había nadie, deje fluir por mi cuerpo una increíble fuerza. Encorve la espalda debido a un espasmo y comenzaron a aparecer 2 enormes alas. Esto era mi gran secreto, no era solo una chica humana, yo era un ángel. Deje que mis alas se extendieran y lentamente comencé a elevarme, vi todos los maravillosos paisajes que pasaban delante de mis ojos. Esa era mi parte favorita de ser un ángel, bueno eso y la enorme hermosura que te da. Continúe volando hasta que llegue a Italia.

Entre a un callejón oscuro y me plante sobre mis talones, después de unos segundos mis alas desaparecieron. Al voltear vi a un chico que parecía de unos 17 años. Sus ojos se abrían desmesuradamente por lo que acababa de ver

-Hola, soy Jason Speed- Se presento

-Hola, soy Fergie Van Gale Watson- Le respondí

El dio un salto desde lo alto de un edificio y cayo a mi lado.

-Eres tu- Me dijo entusiasmado.

Camine hacia el y le tome las manos.

-No puedo cumplir con lo que dice El escrito, Jason

El simplemente me miro confundido.

-Espera, se supone que tú no llegarías aquí hasta dentro de 3 años, cuando escaparas de tus padres-

Mis ojos se llenaron de lágrimas, yo sabia que no pasaría, ya que mis padres se encontraban muertos. El vio mis silenciosas lágrimas.

-¿Qué paso Fergie?-

-Nada, es solo que no creo que lo que dice El escrito pase-

-¿Por qué lo dices?-

-Porque… El escrito menciona…que mi padre peleara junto a mi pero-

Mi voz se rompió y no pude continuar, mis lágrimas cayeron sin cesar. Jason se acerco a mí, y me rodeo con sus brazos. En ese momento sentí un cálido sentimiento que recorrió todo mi cuerpo y se instalo en mi vientre. Mis brazos, inconscientemente se enrollaron en torno a su cuello, me quede abrazada a el hasta que quede profundamente dormida en sus brazos.

Los humanos habían creado sus propios ángeles, sus ángeles eran buenos y vivían en el cielo. Pero los verdaderos ángeles, eran endemoniados y no venían del cielo, todo lo contrario, venían del infierno.

Cuando desperté, me encontraba envuelta entre las sabanas de una enorme y hermosa cama violeta con rosa. Cuando aparte las sabanas me di cuenta de que no llevaba la ropa del día anterior, sino que ahora llevaba un blusón muy corto. Me levante de la cama y vi unas pantunflas, me las calce y con el blusón corto recorrí la habitación. Unos 5 minutos después una puerta llamo mi atención, era roja con plateado y un halcón tallado en hierro. Abrí un poco la puerta y asome la cabeza, entre lentamente y vi en una cama a Jason. Se hallaba aun dormido, me acerque lentamente y me senté justo a su lado, yo sabia que no era correcto enamorarme, y menos de un humano.

Pero este humano era especial, puse mi mano sobre su mejilla, a la cual cruzaba una cicatriz desde la sien y terminaba en su mandíbula, y subí hasta su cabello, era incorrecto lo que hacia y lo sabia, pero, el era un chico muy guapo y a leguas se notaba que tenia un corazón enorme.

Lentamente Jason abrió los ojos, levanto la cabeza y me miro fijamente, con mi mano aun en su mejilla.

-Buenos días- Me dijo.

Yo estaba totalmente hipnotizada en sus ojos, el silencio que proseguí era extrañamente cómodo, el extendió su mano y la puso sobre mi mejilla tal como yo tenia la mía en su mejilla. Lenta e inconscientemente nos fuimos acercando, sin dejar de mirar nuestros rostros, yo miraba sus bellos ojos y el contemplaba mis rasgos, mi boca, mi nariz y mis ojos. En cuanto nuestros labios se rozaron, su mano se deslizo hasta la parte posterior de mi cuello y me atrajo mas hacia su cuerpo, mis manos tomaron su cabello y me deje llevar, sus manos soltaron mi cuello y fueron deslizándose hasta llegar hasta mi cintura, yo deje que el me recostara en la cama, pero súbitamente recordé lo que yo era, volví la cara, separando nuestros labios.

El levanto la cara y me miro confundido.

-¿Qué pasa?-

-Nada es solo que...- Intente responderle pero de mis labios no salió ningún sonido. Lagrimas comenzaron a correr por mi rostro, lentamente salí de debajo de el, y me puse de pie.

-Perdóname, Jason, no tenia idea de que esta era tu habitación-

Comencé a dirigir mis pies hacia la salida, pero tomo mi mano.

-Dime que pasa Fergie-

Solté mi mano de un tirón.

-Solo olvídalo por favor, Jason- Le dije y salí corriendo, mientras mis lágrimas volvían a correr por mi rostro. Llegue a la habitación en la cual había despertado entre y azote la puerta, solo voltee para poner el pestillo de la puerta. En cuanto vi que nadie podría entrar, me arroje a la cama y mis lagrimas continuaron cayendo sin cesar, ya no podía mas, estaba destrozada, antes solo era un dolor, pero ahora eran 2 y el nuevo, era terriblemente peor que el anterior, porque ahora yo lo había provocado, yo me había enamorado y el que Jason no me correspondiera, era un dolor aun mas grande que el anterior. Como ya era normal en mi, me quede dormida mientras lloraba. Cuando comencé a recobrar la conciencia, rodé sobre mi misma, pero choque contra algo, levante mi rostro y vi a Jason recostado a mi lado. El lentamente puso una mano en mi mejilla, sin apartar su mirada de mis ojos. Se inclino hacia mí y sus labios tocaron por segunda vez los míos. Yo sabia que lo amaba con locura, y estaba casi segura que el también me amaba. Pero no podía ignorar lo que yo era, lentamente puse una de mis manos en su pecho y la otra la situé sobre su mano izquierda que se había deslizado hasta mi muslo desnudo, lo empuje suavemente pero con decisión.

-Jason, no- Le dije mientras lo empujaba con más fuerza. El se separo y me miro. Me levante de la cama y salí de la habitación. Comencé a caminar sin rumbo fijo, iba caminando inconscientemente, salí de la casa, y fui a una pequeña plaza. Vi una pequeña fuente y me senté en el borde. Faltaba aproximadamente 1 semana y media para mi cumpleaños, aso me asustaba, ya que según lo que decía El escrito, el día de mi decimoquinto cumpleaños, iba a estallar una guerra entre humanos y ángeles. Según El escrito la guerra duraría 2 años, hasta que yo estuviera lista para proteger a los humanos y desterrar a los ángeles hacia el Inframundo. Aunque ahora que lo pensaba, recordé que yo no sabía lo que decía El escrito completo. Y tenia serias dudas sobre si quería saber lo que decía El escrito, aunque una parte de mi deseaba saber que haría, pero una parte mas fuerte de mi le decía a la parte que quería saber que se callara. Finalmente, después de un gran enfrentamiento interno, decidí que quería saber lo que iba a pasar. Me levante y fui de regreso a la casa de Jason. Unos cuantos metros antes de llegar, me asalto un viento helado, y el blusón se levanto con la fuerte brisa, mis dientes comenzaron a castañear y con fuerza me abrace el torso. Unos segundos mas tarde apareció Jason en la puerta con una cobija, camino hacia mí con una cálida sonrisa y me envolvió con la cobija. Yo esperaba que me dejara caminar, pero súbitamente me levanto en sus brazos, con una enorme sonrisa, yo se la devolví con ese cálido sentimiento una vez mas recorriendo mi cuerpo. Entramos en la casa y vi mi oportunidad de preguntarle acerca de El escrito. Respire hondo y le dije mientras veía como tomaba algo de pasta y vino.

-Jason, ¿Puedo hacerte una pregunta?-


El volteo a verme con dos capas de vino en la mano.

-Claro Fergie, lo que quieras- Tome aire y llego una nueva pregunta a mi cabeza y se la dije sin pensar

-Jason, ¿Qué edad tienes?- El vacilo y unos segundos después me respondió.

-Voy a cumplir 25-

Yo me quede escéptica, se veía muy joven para su edad. Entonces recordé mis preguntas sobre El escrito.

-Jason, ¿Qué mas dice El escrito que ocurrirá?- Lo mire expectante, el respiro profundamente una vez y me respondió con voz suave.

-Pues… El escrito relata la historia de una adolescente de 14 años, la cual ha vivido rodeada de humanos, y justo el día que cumpla 15 años, se desataría una guerra feroz, que solo podría detenerla ella misma, cuando estuviera lista. También cuenta que su padre lucharía junto a ella, pero caería en la lucha, el será suplantado por el mejor amigo de ella, el estará a punto de caer pero la elegida lo salvara, después de 2 años la guerra terminara y la elegida hará un baile para festejar la derrota de los ángeles.- Jason calló súbitamente y volteo a ver mi rostro. Me levante y corrí escaleras arriba, escuche a Jason gritar mi nombre, pero lo ignore y seguí hacia mi recamara, entre y me senté en mi cama. Si todo aquello era real y si yo era la elegida, y no había duda de que lo era, quedaban menos de 15 días para el inicio de la guerra, tenia que comenzar a prepararme, pero, ¿Cómo?

Lentamente me levante de la cama y salí hacia el cuarto de Jason, en cuanto entre lo vi recostado en su cama. Cuando me vio, se levanto.

-Fergie. ¿Qué ocurrió?- Me pregunto.

-Nada Jason, solo quería pensar-

-Mmm… esta bien-

Vi en sus ojos como refulgía la duda, me acerque a el y tome su mano.

-Jason, tengo que pedirte algo, pero será muy peligroso.

-Sabes que puedes pedirme lo que sea, dímelo.

-Jason, no se si lo sepas, pero faltan 10 días para mi cumpleaños decimoquinto, y creo que sabes lo que significa.- Jason elevo la cejas

-No tenia idea de que faltara tan poco

-Exacto, Jason, tengo que prepararme para la guerra y necesito tu ayuda

-Cuenta con ella- Me dijo y me dirigió una enorme sonrisa

-Entonces vamos, tenemos que apurarnos- Le dije jalándolo para que se levantara de la cama. El se levanto y me tomo por la cintura.

-¿A dónde vamos?

-Aun a ningún lado, prepara tus maletas y trae ropa abrigadora- Le dije con una sonrisa, ya me ocuparía yo de lo demás. Me miro confundido pero asintió. Solté sus manos de mi cintura y me incline para darle un pequeño beso en los labios.

Di media vuelta y salí por la puerta hacia mi habitación. Entre y me senté en la cama, después de unos minutos comencé a guardar mi ropa. Cuando toda mi ropa estaba guardada, Salí de la habitación y fui a la cocina. Tome un vaso y serví agua, me senté en una silla para esperar a Jason. Media hora después Jason apareció por las escaleras.

-Listo, chica mía. Y ahora, ¿A dónde vamos?-

-Amm, creo que será mejor si primero dejo nuestras maletas. Espera aquí, regresare en unos minutos-

Tome la maleta de su mano y ambos salimos al pequeño patio de la casa. Respire hondo y mis alas aparecieron, Jason me miro boquiabierto. Rápidamente me eleve y volé hacia Inglaterra. Llegue a mi antigua casa y vi mi coche en el garaje, tome las llaves y abrí la cajuela, unos minutos después, me volví a elevar y regrese a Italia, encontré a Jason y me pare a su lado.

-Abrázame Jason-

-¿Disculpa?- Me dijo confundido.

-Si, Jason, abrázame y sujétate fuerte. Haz lo que te digo.-

El me tomo en sus largos brazos, mientras los míos se situaban alrededor de su cuello.

-Sujétate fuerte- Le dije sonriendo.

Lentamente sujeta a el hice que nos eleváramos. Volé lentamente a través del cielo azul y el miraba los paisajes pasar frente a el.

-Maravilloso- Murmuro. Yo simplemente sonreí y recargue mi cabeza en su hombro. Unos minutos después descendí hasta tocar el suelo, en frente de mi casa. Señale al Lamborgini y le dije: -Sube- El se subió en el asiento y me miro.

-¿Te importa si voy demasiado rápido?-

El simplemente sacudió la cabeza mirando asombrado el auto. Rápidamente encendí el motor y pise el acelerador a fondo, sorteando autos y personas. Me dirigí a unas montañas ocultas en la nieve. Baje la velocidad y me adentre en una cueva, me estacione y le dije:-Baja- El simplemente salto del coche.

-¿Qué hacemos aquí, Fergie?-

-Aquí vamos a entrenar Jason.-

-¿Aquí?-

-Si, aquí, es difícil que vean lo que voy a hacer desde la ciudad- Le dije encogiéndome de hombros.

-Claro, ¿Qué se supone que haremos aquí?-

-Ya te lo dije, entrenar, vamos.- Le dije mientras salía de la cueva hacia la nieve. El tomo una chamarra y me siguió, mis alas aparecieron y voltee hacia Jason.

-Se supone que los ángeles, aparte de ser endemoniadamente malignos, tenemos armas, controlamos los elementos- Le dije mientras que a mis espaldas se levantaba una enrome ola de nieve-Algunos, somos capaces de controlar sentimientos- Le dije y se puso realmente furioso y súbitamente lo tranquilice- Y somos capaces de causar daño con la mente y de lanzar rayos. Todo junto, es una amenaza para la vida, la mayoría de los ángeles solo tiene un poder, pero en mi caso, tengo todos- Súbitamente todo tembló, de las puntas de mis dedos aparecieron rayos, Jason mostro un estado de pánico que nunca le había visto y grandes bolas de nieve se formaron. Y unos segundos mas tarde todo se tranquilizo- Solo que aun no logro controlarlos, tengo que aprender a hacerlo para vencer a los ángeles-

Jason me miraba sorprendido, le sonreí y me acerque a el con una sonrisa a modo de disculpa.

-Te lo dije, los ángeles somos horribles, haces mal al enamorarte de mi- El puso una mano en mi mejilla.

-Los demás ángeles podrán ser endemoniados y malvados pero tú no lo eres, tú eres diferente, eres buena y dulce y nunca nos dañarías.-

Sonreí y lo abrace:- Gracias Jason, tu también eres un chico muy amable. Pero más vale que comencemos a entrenar-

-Claro, vamos-

Camine una vez mas y mis alas se extendieron, puse mi mano sobre la nieve y con mi poder rápidamente hice miles de bolas, mentalmente las eleve y comenzaron a tomar formas de caballeros y guerreros.

-Estos, serán los ángeles y tu Jason, serás mi ejército. En el auto, en la cajuela, hay una espada, tráela.-

El corrió de vuelta al auto y la saco, regreso corriendo.

-Esta bien Jason, tu tendrás que cortar todos los muñecos de nieve que veas-

-Claro, nieve- Dijo mirando alrededor.

-Oh, vamos, te ayudare-

-Esta bien-

Con un movimiento de mi cabeza los muñecos tomaron vida y comenzaron a atacar, rápidamente me eleve, mis manos comenzaron a hacer diferentes diseños en el aire y los muñecos volaban y desaparecían, comencé a lanzar rayos, trate de tranquilizarlos, pero mi cuerpo ya no respondía, lo estaba poniendo al limite y comenzaba a debilitarme, súbitamente los muñecos cayeron y Jason elevo su mirada al cielo, mis alas desaparecieron y comencé a caer, caí desmayada.

Cuando recupere la conciencia, me hallaba en el asiento trasero de mi Lamborgini, envuelta en una gruesa chamarra. Abrí los ojos y me levante, vi a Jason recostado en el suelo de dura roca, camine hacia el y me di cuenta de que se hallaba despierto, me recosté junto a el y paso uno de sus brazos por mi cintura, me di media vuelta para quedar de frente a el y me miro a los ojos como si en cualquier segundo fuera a caer inconsciente. Pasamos los siguientes 9 días en la misma rutina, luchábamos, llegaba al límite y caía desmayada. El día 10 me levante muy temprano y levante a Jason sacudiéndolo:- Vamos, Jason despierta, hoy es el día-

-¿Y que haremos?-

-Amm… pues pensaba ir a echar un ojo-

-Esta bien, te acompaño- Se levanto y fue hacia el coche.

-Amm… Jason, es mejor ir a pie-

-¿Que?, ¿A pie?-

-Bueno, volando-

-Esta bien, vamos-

Salimos de la cueva y lo tome de los brazos, comenzamos a volar, pero en vez de ver los preciosos paisajes que tantas veces había visto, ahora solo eran paisajes horrorosos, llenos de fuego, rayos, y gente humana gritando y escondiéndose de los ángeles. De repente Jason me pregunto:-Fergie, ¿Crees que tengamos la oportunidad de ir a mi casa?-

-Claro que si Jason, vamos-

Comencé a volar hacia Italia y en pocos minutos llegamos a casa de Jason, plante mis pies en el pasto y solté a Jason, la casa estaba intacta así que decidimos entrar, pero en cuanto cruzamos el umbral de la puerta, todo paso muy rápido, Jason desapareció de mi lado, cuando lo ubique de nuevo, un hombre lo sujetaba por el cuello y le apuntaba con una pistola a la sien.

-¡Jason, no!-Una mano tomo mi cabello y me arrastro, luego me aventó a los pies de alguien.

-¡Suéltala, maldito!-Vocifero Jason.

-Señor, es ella-Dijo el hombre que me aventó.

Cuando levante la vista reconocí a Liilith, el hombre que mato a mis padres.

-¡Tu! ¿Qué quieres de mi maldito?- En cuanto dije esas palabras el dorso de una mano se estampo contra el lado derecho de mi rostro, el golpe fue tan duro, que azote con la pared que estaba a mi lado.

-¡Fergie!-Grito Jason. Cuando quise hablar probé el sabor de mi propia sangre. Con todo y el dolor le dije:- Jason, no, estoy bien-

Lilith se levanto y extendió su mano hacia mí.

-Vamos, querida levántate.-

Ignore su mano y me puse de pie sola

-No me digas querida-Le dije despectivamente.

Lilith volteo hacia el hombre que me había golpeado y le dijo:- No olvides quien es, Damon. Y tu Brian suelta al chico.-Dijo dándose vuelta para encarar al tipo que sujetaba a Jason. El tal Damon soltó a Jason, y Jason en cuanto se vio libre corrió hacia mí.

-¿Esta bien?-

-Si-Le dije mientras escupía la sangre que seguía fluyendo de mi mejilla.

Le pregunte a Lilith que quería decirme, y el me conto la historia de su matrimonio, el alumbramiento de su única hija, y me quede totalmente sorprendida cuando me dijo que yo era su hija. Después de eso, los siguientes dos años se me fueron volando, los únicos días que recuerdo a la perfección, son el día de la muerte de mi padre, y los dos días que Jason y yo dormimos juntos, aun recordaba la sensación de su piel contra la mía, sus labios, nuestros cuerpos fundidos en uno solo.

Cuando finalmente la guerra termino, decidí dar una gran fiesta baile, para celebrar. Todos vestidos con vestido, trajes y algunos antifaces, todos comenzaron a bailar llenos de dicha y felicidad, y en ese momento recibí la noticia mas feliz de toda mi vida, un nuevo nacimiento se acercaba. Cuando cumplí 18 años la niña nació y Jason y yo nos casamos, la niña nació, con una salud excelente y para sorpresa mía, era un ángel, era la chica mas hermosa que había conocido, y esta fue mi historia.

No puedo decir “Fin” porque mi historia, apenas comienza.

avatar
Hermione Granger
Alumnos de 1º
Alumnos de 1º

Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 02/09/2009
Edad : 23
Localización : Londres, Inglaterra

Ver perfil de usuario http://newtwilight-newlove.twilight-mania.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "Los angeles del infrmaundo: La historia de Fergie"

Mensaje  Hermione Granger el Mar Oct 27, 2009 4:45 am


Ok, hize esta historia uno de los locos dias de mi vida, la hize rapido asi que no me quedo como me hubiera gustado, esta es solo la primera parte, si veo que les gusta, hare publica la segunda parte de esta linda historia, por favor comenten o mandenme un mp.
avatar
Hermione Granger
Alumnos de 1º
Alumnos de 1º

Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 02/09/2009
Edad : 23
Localización : Londres, Inglaterra

Ver perfil de usuario http://newtwilight-newlove.twilight-mania.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "Los angeles del infrmaundo: La historia de Fergie"

Mensaje  Malu el Vie Dic 04, 2009 2:39 am

wau!!! te quedo lindo!!!
Me encanto!, que trauma eso que Jason fuera 10 años mayor que fregie, pero igual esta genial!!!!!!!

Si!!, porfis! continua la segunda parte!!!
io te leere y te dejaré comentarios en cada actu!! lo prometo, siguela xfiss!!!

xoxoox
Malu!
avatar
Malu
Sean simpáticos, que soy nuevo.

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 03/12/2009
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Los angeles del infrmaundo: La historia de Fergie"

Mensaje  Hermione Granger el Vie Dic 04, 2009 3:14 am

Que guay que te gusto!!. Si eso eso de que es 10 años mayor que ella es un verdadero trauma pero bueno... pues mira aun no he hecho la segunda parte. Aun sigo pensando en ella. Si alguno de los que se atreva a pasar por aqui tiene alguna idea de como seguirla, les agradeceria mucho, todo sera aceptado!!
avatar
Hermione Granger
Alumnos de 1º
Alumnos de 1º

Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 02/09/2009
Edad : 23
Localización : Londres, Inglaterra

Ver perfil de usuario http://newtwilight-newlove.twilight-mania.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "Los angeles del infrmaundo: La historia de Fergie"

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.